A La SemanaEl Rincón del SommelierVinos

Una Tarde Celebrando 125 Vendimias de La Rioja Alta

Un día comenzó un sueño, sueño que hoy cumple 125 años.  En otra realidad, muy temprano en la mañana, comenzó mi día de trabajo con varios quehaceres y el final no estaba cerca. Al cabo de varias horas y tareas realizadas escucho lo siguiente:

“Hoy no vamos a catar vinos, hoy vamos a disfrutar!”

¿Quién acaba de decir esto? ¡¿El enólogo por los últimos 19 años, Julio Sáenz?! ¡¿En serio?!  Muy diligentemente observé, olfateé y probé las ocho copas frente a mí. Comencé a disfrutar, dejé de trabajar y estas palabras son lo que recuerdo. Y lo recuerdo por que lo apunté. ¿Quién se puede quejar de este trabajo? Si esto es trabajo, ¡que me asignen más!

La propuesta fue sencilla, disfrutamos cuatro de sus vinos. Comparamos la añada que se encuentra en el mercado con otra añada emblemática. Viña Arana 2006/1989, Viña Ardanza 2007/1985, Gran Reserva 904 2005/1985 y Gran Reserva 890 2001/1981. ¡Qué delicia!

 “El vino no es un producto, es un sentimiento. Se disfruta al tomarlo y más al recordarlo. Nuestro negocio es dar placer, al igual que el arte.”

Así nos puso en perspectiva Guillermo de Aranzabal, Presidente del grupo La Rioja Alta, S.A. Este año celebran 125 vendimias, un logro inmenso de trayectoria e identidad que hacen de esta bodega, una representativa y referente de la región.

No hay duda que estos vinos son clásicos y al pasar de los años la bodega ha entendido como adaptarse al cambiante mercado. La Rioja Alta continúa produciendo vinos con un potencial de añejamiento inmenso manteniendo su identidad riojana. Fieles a la tradición, calidad e innovación, su historia les permite visión al futuro. Buscan “Evolución, no revolución” en sus vinos, todo a largo plazo, sin prisa.

En el pleno disfrute, y dejando las instrucciones a un lado, intenté tomar notas. Como todo un Sommelier, pretendía entender y analizar los vinos. Perdido en un mundo de sensaciones, el enólogo me rescata al decir, “Estos vinos cambian mucho, poder identificar aromas o sabores no es tan concreto.” Justo aquí abandoné mis intentos y continúe con el disfrute.

Entre vinos complejos, delicados y distinguidos me disfruto uno de los grandes placeres de este mundo, vinos añejados a la perfección. No hay palabras, solo el placer. Hace 125 años se fundó La Rioja Alta, S.A., bodega del pasado, presente y futuro. ¡En hora buena!

Previous post

Dolce Lolita Ep7: Terras Gauda

Next post

Antesala a la 6ta edición de "El sabor tiene nombre"

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>