CafeColumnas

La tradición del French Press

Imagínese por las calles de Francia caminando, el dulce aroma de café invadiendo sus sentidos. Visualice mesas llenas de franceses conversando, riéndose, algunos escribiendo con entusiasmo en sus computadoras. Otros van de prisa por el café y el croissant.

El café para los franceses es toda una experiencia, y la tradición de beber una taza de café tiene más importancia que la propia bebida. Para ellos beber café significa largas y profundas conversaciones, el detener de la rutina antes de llegar al trabajo, o la forma perfecta para conectarse al mundo de las noticias.

Cafecito y un poquito de historia:
El café llegó a Europa en el siglo 17 gracias a viajeros europeos que probaron la bebida y comentaron sobre ella a su regreso. Según la Sociedad Nacional de Café, muchas personas se oponían a esta bebida porque era “la invención amarga de Satanás”, sin embargo, a pesar de la controversia, Francia la acogió y los “Cafés” o “coffee houses” se convirtieron en el centro social de la época.

Como sabemos, la moda de los Cafés es famosísima en Francia. Se dice que el primer Café francés abrió en 1661 por unos hermanos armenios y gracias a ellos se propagó el concepto en este país. Uno de los Cafés más antiguos y famoso de Francia es Le Procope, establecido en 1686.

www.elizaeli.wordpress.com
www.elizaeli.wordpress.com

¿El French Press es francés?
El estilo de colar café llamado French Press es una forma fácil y efectiva de preparar esa bebida que tanto les encanta a los puertorriqueños. Ahora bien, hay un debate sobre cómo se originó la idea y quienes fueron los que la inventaron. ¿Fueron los italianos o fueron los franceses?

Según el portal Coffeetimes, las cafeteras francesas se inventaron para el 1850 y se confeccionaron en metal. La cafetera funcionaba más o menos como funciona hoy; presionando los granos del café hacia el fondo del frasco de metal.

Para el 1930, los italianos reinventaron el French Press utilizando primero metal y luego cristal. Se dice que un diseñador italiano, Attilio Calimani, patentó la idea y con el pasar de los años modificó el modelo de la cafetera para mejorar el sistema de filtración.

Pero la historia no se quedó ahí. Otro italiano, que llevaba por nombre Faliero Bondani, patentó en 1958 un nuevo diseño del French Press que se hizo muy famoso en los hogares de Francia. La idea del prensado francés tuvo tan buena acogida que se esparció por toda Europa, creando así una cultura del café.

Así como hay un cierto misterio sobre a quién le pertenece la idea del French Press, existe una fábula sobre el origen de este método de extracción.

www.1710coffee.com
www.1710coffee.com

La leyenda del French Press
Un hombre de la Provenza de Francia, a lo largo de la estaciones del año, hacía largas caminatas en la montaña. Para hacer su cafecito, llevaba leña, café molido, y su vieja cafetera a la montaña.  Allí se sentaba por horas con su café, reflexionando.

El señor preparaba su bebida en una olla donde echaba el café molido y el agua. De esta mezcla se formaba un líquido espeso y la bebida era fuerte y amarga. Un día hirvió el agua pero olvidó echar el café al mismo tiempo. Decidió echar rápidamente el café sobre agua y en el tope del agua se formó una especie de lasca de café. El hombre pensó, “¿y ahora cómo me beberé esto?”.

Convenientemente, un italiano apareció en la cima de la montaña y traía consigo una malla de metal. El francés le compró un pedazo de la malla y lo puso sobre su olla. Luego, utilizó un palillo para empujar la malla hacia el fondo, la cual dejó solamente el café cremoso sobre la olla.

El francés compartió su café con el italiano y juntos crearon una planta de manufactura en un suburbio de Suiza.

Así cuenta la leyenda de cómo fue que se inventó el French Press.

Existe un debate sobre cuál es el mejor método de extracción. ¿Es mejor colar el café en una cafetera regular o en el French Press?

Los expertos dicen que la prensa francesa es la ganadora. Y es que hacer café con esta técnica tiene sus beneficios:

  • Es más fácil controlar la temperatura del agua porque se calienta aparte del café. Con una cafetera regular el café siempre se extrae a la misma temperatura, lo cual puede alterar el sabor del café.
  • Al utilizar el prensado francés tienes un mayor control del tiempo en el que los granos del café están en contacto con el agua. Esto es importante porque determinará el tipo de bebida, ya sea más suave o más fuerte.
  • Con el French Press no se utilizan filtros, lo cual ayuda a que el café sea más puro y rico en sabor. Además, el café contiene unos aceites que contribuyen a su sabor, que al extraerlo con un filtro no pasarán a la bebida. Sin embargo, al utilizar un french press estos aceites y extractos se mezclarán con el café y harán que sea más fuerte.

Por razones de higiene, es ideal utilizar un French Press. Así lo señalaron en el portal de Esquire. Muchas veces las cafeteras son criaderos de bacterias. A muchos nos ha pasado que pensamos en lavar la cafetera, pero se nos olvida. Con el tiempo estos residuos caen en el café y hacen que éste tenga un mal sabor. Al utilizar un French Press te evitas la acumulación de bacterias y el café tendrá un mejor sabor.

Este artefacto es fácil de utilizar y de limpiar, así que, ¿por qué no intentar el cambio y hacer un café al estilo francés?

Puedes conseguir tu French Press en Walmart, Best Buy, o BedBadandBeyond.

Aquí les comparto un video sobre cómo utilizar el French Press:

Previous post

Episode #6

Next post

Rebel IPA revoluciona en su llegada a la Isla

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>