Vinos

Vinos para el Verano

Llega el caluroso verano y con éste, los pasadías en la playa o de turismo interno, y vacaciones para compartir con la familia y amigos.  Para aquellos que el vino nunca falta en sus actividades, durante esta época recomiendo los vinos blancos y rosados.

En los blancos me voy con aquellos de acidez fresca, con buena fruta, y que no sean cremosos al paladar. Recomiendo los más cítricos, como el Pinot Grigio, entre estos,  Santa Margherita y Principato;  los Sauvignon Blanc, como Nobilo y Veramonte.  Otra opción es el Riesling, como Essence de S.A. Prum y  Louis Guntrum. También los Chenin Blanc en los que encontramos mucha fruta y acidez, aquí les puedo recomendar un Vouvray de Remy Pannier.

Recuerde que un buen moscato no debe faltar. Este se ha convertido en el favorito a la hora del brunch o postre. ¿Y por qué no? Es perfecto como aperitivo. Un vino con cuerpo ligero, un olfato a fragancia, bajo contenido de alcohol, y fruta dulce al paladar. Entre estos, mis favoritos son Caposaldo IGT y Nivole Moscato d’Asti DOCG.

Además, durante el verano debe ser apetecible un rosado (seco), que ofrece características de tinto pero más sutil. Esto porque los rosados son a base de uvas tintas, pero durante la vinificación, hay una fermentación corta, breve maceración, es decir, leve contacto con los hollejos y pieles. Es un vino liviano, afrutado, y con acidez vibrante, y en algunas ocasiones, muy pequeñas percepciones de tanino. Son aterciopelados, más refrescantes. Ejemplos de excelentes Rosé lo son los españoles de Navarra y Ribera del Duero, como Artazuri y Protos. Importante mencionarles que mientras más frescos mejor, y preferiblemente del 2014.

Como el verano también es sinónimo de barbacoas entre amigos y familia, recomendamos siempre tener un tinto, que bien puede ser un Tempranillo de Rioja, Beronia, que puede tener crianza para que haga la combinación perfecta con el ahumado de la carne. También un Malbec, como Nieto Senetiner de Argentina, que va muy bien con las salchichas parrilleras, o un Shiraz de Penfolds que le va excelente a las carnes.

Para finalizar, y porque siempre hay una buena ocasión para brindar, no olvidemos mantener en la nevera un espumoso. En mi opinión debe ser un demi sec, frutoso, preferiblemente método Charmat, Asti, o Prosecco.  Aquí tenemos una nueva modalidad, recién llegada justo para el verano: Espumosos Ice. Son muy refrescantes y con mucha fruta. Prueben el Brut Dargent ICE y verán que no debe faltar en una neverita de playa.

Por: Arnaldi Carrasquillo CSW Gerente y Embajador de El Hórreo de V. Suárez

Especialista de Vinos Certificado por La Sociedad de Educadores Vinos de América, “Advanced Certified” WSET / Wine & Spirits Education Trust

Previous post

Celebraron el día de las madres con Baileys en BCBG MAX AZRIA

Next post

Dolce Lolita's Buzz: Especial de Padres'15 de Horreo

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>