Vinos

Composiciones Carpenter

“Music is the wine that inspires one to new generative processes, and I am Bacchus who presses out this glorious wine for mankind and makes them spiritually drunken”.
Ludwig van Beethoven

Cada vez que escucho la música compuesta por Ludwig van Beethoven, escucho pasión, coraje, romance, y sentimientos traducidos por el sentido auditivo. Me es difícil comprender como un compositor puede convertir estos sentimientos en música “abstracta”, sin palabras, sólo emociones auditivas para ser apreciadas.

De la misma manera, conversando con otro tipo de compositor, me hago las mismas preguntas. ¿Como un enólogo puede traducir sabores, sensaciones, y componer una sinfonía líquida en cada una de sus botellas? ¿Cómo logran que cada sorbo y aroma me enamore, apasione, y remonte a experiencias pasadas? Christopher Carpenter, enólogo de las bodegas Lokoya, Mt. Brave, La Jota Vineyards, y Cardinale, hace exactamente esto. Él es el conductor de la orquesta. Cada viñedo y fruta tiene una parte importante que aportar a la pieza final, y él interpreta sensaciones, sutilezas, y las compone en sus vinos.

En todos sus proyectos se especializa en fruta de la montaña, fruta justo encima del borde que causa la neblina. Explica que precisamente a esta elevación, la viña se concentra más en la producción de fruta que en su producción vegetativa, facilitando así el proceso de su conversión de fruta a vino. Sus composiciones demuestran un balance entre fruta, alcohol, y taninos, lo cual dan una estructura fascinante y concentrada.

Con tanta experiencia, le pregunté si la labor del ensamblaje de sus vinos es mas fácil que antes. Para mi sorpresa, me indicó que aún es un arte para el cual necesita tiempo, y siempre es una práctica de ensayo y error. Su reto es interpretar lo que la fruta le provee en cada vendimia y componerlo adecuadamente. Algunas de sus composiciones han logrado puntuaciones de 99 y 100 puntos.

No cabe duda de la grandeza de este compositor, pero la tarde también la compartimos con otro gran virtuoso, “Carlitos” Montalvo. No acoplará fruta, jugos, o vinos, pero a través de los años ha cosechado y compuesto un portafolio de vinos muy interesante. Como todo gran perseverante, la pasión y la insistencia no le faltan, y esto queda demostrado con el vino Cardinale. Trató por aproximadamente 20 años, lograr tener la distribución del vino en Puerto Rico, y finalmente lo consiguió. Durante la tarde, y con mucho entusiasmo, nos comentó su alegría, no tan sólo por este logro, sino también por tener la dicha de poder traer de visita, por primera vez a Puerto Rico, al Sr. Christopher Carpenter. En buen momento conocí a Beethoven, y con más suerte conocí al Sr. Carpenter y sus perfectas composiciones.

Los vinos se pueden conseguir a través de Fine Wine Imports.

Previous post

Pizza de cebolla y harina de maíz

Next post

Comic Con, de la fantasía a la realidad

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>