El Rincón del SommelierVinos

FitSomm: Mantener la forma disfrutando de la gastronomía y el vino

Desde hace un tiempo he querido escribir esta columna, ya que el tema de estar en forma y disfrutar de ser un “foodie” a la gente le parece tarea imposible.  Hay muchísimas teorías, páginas de fitness que ni botándolas se acaban, y ninguna te dice cómo ser normal; como sí es posible disfrutar de la buena comida y del buen vino sin tener libras demás.  Pues yo tengo el secreto más oscuro del universo…  ¿Están listos?  Se llama balance. Hay varios documentales sobre comida que todos deberían ver.  Probablemente piensan que esas son teorías de “hippies”, pero permítanme decirles que están lejos de eso.

Lamentablemente vivimos en un país en el cual se nos hace un poco difícil el estar en forma, no sólo por la poca accesibilidad a productos realmente saludables y limpios, sino también por la falta de conocimiento.  Si sigo con mi discusión sabionda este escrito será más largo que la pasta dental de Costco.  Ahora bien, ¿cómo ser un foodie y estar fit? Empecemos con el por qué la gente dice que si comes mucho en restaurantes de comida rápida engordas. Traten de hacer “fine dinning” todos los días a ver si no pasa lo mismo.  Recuerden que en la alta cocina campan las cremas, la mantequilla, carbohidratos simples, y el azúcar – enemigos número uno de tu cintura.  Habiendo dicho esto,  si vas a hacer una avería alimenticia, como me gusta llamarle, trata de hacerla una vez en semana, no una vez al día.  Nuestro problema  es que nos queremos comer todo y de todo.

Mi sugerencia es: si te quieres comer la pasta, trata de que sea en una salsa a base de tomates con pescado a la parrilla o a la plancha, si quieres el super steak, que sea con vegetales o ensalada (con aceite de oliva y vinagre, ¡no se sabotéen!). ¿Estás de traguitos? Evita cocteles a base de ron o que tengan jugos de fruta. Si estás en tu plan “fitness”, busca opciones como la cerveza light, el whiskey con agua de coco, vodka con agua con gas y limón, etc. ¿Estás en la de vinitos?  Opta por el vino tinto – algunos blancos y espumosos suelen tener azúcar residual.  ¿Y qué hacemos a la hora del postre si te ofrecen una crema catalana que te hace la boca agua?  ¡Ah! ¡¿Cómo le digo que no?!  Sencillo, o te comes la ensalada con el pescado a la parrilla, por así decirlo, con el postre, o te comes el risotto, y con dolor en el alma, pasas el postre.

Yo soy una dulcera. Usualmente tengo en mi cartera perlitas de chocolate oscuro, así que antes de que se asomen los postres a la mesa me como una perlita y ya se acaba mi ansiedad. Es importante recalcar que el ejercicio es parte indispensable de nuestra salud, pero si te matas haciendo ejercicios y te premias con una batida de “cookie ‘n’ cream”, no estás haciendo absolutamente nada por disminuir tu talla. Recuerden, balance. Si tratas bien a tu cuerpo, él te devuelve el favor.

Previous post

Exclusiva degustación de Baileys en el coctel de “Vasilisa” de Eclíptica

Next post

Vinos del Fin del Mundo...

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>