Cervezas Artesanales

No solo de vinos vive el hombre.

Aterrizar en el aeropuerto Galileo Galilei de la famosa ciudad de Pisa y dirigirse directamente a la Tenuta Agrícola “Torre a Cenaia” en Via Delle Colline 63, en Cenaia, es una idea de valorar en su viaje a la Toscana.

Se encontrará inmediatamente sumergido en el paisaje típico toscano, donde la naturaleza incontaminada le hará compañía durante su estancia. Entre viñedos verá la vida diferente, tendrá la posibilidad de degustar y adquirir los vinos que producen y probar las delicias gastronómicas que ofrecen al visitante en el Restaurante Osteria Pitti & Friends.

Pero como he dicho antes no sólo de vinos vive el hombre. También producen cervezas artesanales de óptima calidad, la conocida y muy famosa en la zona, Julia63.

Y por qué Julia? Y por qué el 63 y no otro número?.

Curiosa de este detalle, en una tarde lluviosa durante mi encuentro con el maestro cervecero, Luca Briganti, supe de la rica historia que envuelve este lugar, donde la realidad y la leyenda se mezclan para retroceder en el tiempo e imaginar a la Santa Julia recorriendo la Vía Francígena. Los peregrinos de camino a Roma o a Santiago de Compostela ya bebían las cervezas en las posadas, bebida ya presente en la época medieval.

Continúa a explicarme que el 63 es un número mágico pues según la Cábala representa el Sol Fecundante que genera Vida, y que el antiguo casolar donde hoy se encuentra la pequeña y moderna fábrica aparece el 63 como número cívico. Y así, otras fechas y sucesos históricos ocurridos en este lugar donde aparecen en continuación éste.

Aclarada mi curiosidad pasamos a la presentación de las cervezas agrícolas. Luca resalta que usan un orzo producido por ellos en los terrenos adyacentes demostrando el amor por la tierra, por la agricultura y por las tradiciones de la verdadera Toscana.

La JPILS es una cerveza a baja fermentación, estilo Pilsner, Alc. 5%. Con color amarillo a la vista, presenta a su vez espuma blanca, compacta y muy persistente. Al olfato sientes notas herbáceas, de miel de acacia, discretas notas de manzana verde para sentir en la boca un gusto de malta, frutas y aromas de hierbas debido al uso de lúpulos Premiant, Zladec, Saaz. Ideal para comenzar la degustación.

La JBLONDE es de alta fermentación, Alc. 5,2% estilo Blonde de color amarillo vivo presenta la espuma fina, abundante y persistente. Con olores a frutos como naranja ácida y plátanos, en la boca se presentan las primeras sensaciones de malta y notas herbáceas debido a la utilización de lúpulos Chinook, Centennial y Cascade.

La JBLANCHE es de alta fermentación, Alc. 5,2%, estilo Blanche. Especialmente esta cerveza tiene un aroma de especias como cilantro y sus notas herbáceas le vienen de los lúpulos Chinook y Strisselspalt.

La JBLACK es una cerveza de alta fermentación, Alc. 8%, estilo Dubbel. Presenta color oscuro con reflejos rubí. Olores de cacao y de frutas como la pera. Al gusto final tiene el sabor de la vainilla gracias al uso de los lúpulos Chinook y Strisselspalt.

La JRUBRA es una cerveza a baja fermentación, Alc. 7,5%. Su color nos recuerda el color de las naranjas. Presenta una espuma fina menos resistente que el resto, y al gusto se mezclan sensaciones de malta dulce y diversos tipos de lúpulos aromáticos, típicos de las cervezas americanas.

Les gusta ofrecer una J para cada gusto. En este momento la labor del maestro cervecero se hace palpable, una vez más, ayudando a los comensales a abinar la cerveza escogida con los platos, que con muchísima atención y amor preparan para los clientes, todos ellos con ingredientes autóctonos y naturales.

En la elaboración de cervezas artesanales existe la ventaja de jugar con los ingredientes, creando nuevos sabores, nuevas texturas, creando cervezas fáciles de beber, ligeras, refrescantes. Puedo asegurar que después de 10 años en el sector, Luca se divierte en sus creaciones diarias.

En este marco natural de Torre a Cenaia. ofrecen excursiones en carrozas. Entre viñedos, como muchos otros visitantes, vivirá lindos momentos.

Recuerde y tome nota de todo lo que aquí he escrito.

Estoy segura que en su viaje a la Toscana escogerá sin duda alguna una J para su gusto.

A la salud de los de aquí y de los de allá!

Yo ya escogí la mía.

Previous post

Cata ciega de 6 vinos de la Ribera del Duero, "no al uso".

Next post

Bodega Cecchi: La excelencia del Vino Chianti Classico DOCG.

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>