Carpe VinumVinos

Lookout Ridge: Uvas de Esperanza

Siempre he dicho que Puerto Rico es un paraíso para el amante del vino.  Pero, esta vez, no traigo a colación el tema por la gran variedad de etiquetas de todas partes del mundo a las que tenemos acceso en nuestra bella isla, sino porque ahora hasta los bodegueros de Napa Valley han hecho de Borínquen su segundo hogar.  Hace unos meses, recibí una llamada de Gordon Holmes, importante empresario californiano quien, buscando las bondades de ciertas leyes contributivas de Puerto Rico, se ha mudado a la zona de Humacao, para tocar base con Puerto Rico Wine News y sus lectores a los fines de dar a conocer los vinos de su bodega, Lookout Ridge.  Confieso que no había escuchado de los vinos o de la bodega. Como todo sibarita a quien le emociona la idea de probar cosas nuevas indagué más a fondo sobre el señor Holmes y Lookout Ridge.

lookout ridge (5)Resulta ser que esta bodega, que posee viñedos propios y también emplea uvas de algunas de las mejores tierras de California, produce vinos como parte de un programa caritativo sumamente interesante mediante el cual la bodega dona una silla de ruedas por cada botella que vende a alguna persona necesitada en países de estrechez económica.  Al presente, la bodega ha donado sobre diez mil sillas de ruedas a personas con poca o ninguna mobilidad en lugares como Méjico, Ghana, Mali, Tanzania, Filipinas, por nombrar algunos.  Cuando tuve la oportunidad de conocer más a fondo a Gordon, con quien ya nos llamamos por el primer nombre, me enteré que, en gran medida, su motivación filantrópica proviene de una triste situación familiar en la cual una persona muy allegada a él fue diagnosticada con una forma agresiva de esclerosis múltiple. Como consecuencia de ello, Gordon vio y sufrió en carne propia lo que esta enfermedad puede causar a un ser querido y a quienes le rodean. En vista de que ya había logrado acumular un buen capital en los mercados de valores y acciones de Wall Street, luego de que el año 2000 se convirtiera en realidad uno de sus sueños- tener una bodega en su natal California-Gordon se rodeó de algunos de los mejores enólogos de Napa para producir vinos de altísima calidad, en producciones limitadas y confeccionados, como ya dijimos, con uvas procedentes de algunos de los mejores viñedos de dicho estado.

lookout ridge (7) Hace unas semanas tuve el privilegio de catar varios vinos de Lookout Ridge que a continuación comparto con ustedes no sin antes comunicarles que pueden acceder los siguientes enlaces para conocer un poco más del grandioso proyecto denominado Wine for Wheelchairs y, de estar interesados, adquirir los vinos de esta bodega. Sepan, finalmente, que el año entrante Gordon estará haciendo una donación de cerca de 100 sillas de ruedas a personas necesitadas aquí en Puerto Rico. Enhorabuena por este inversionista que ha llegado a nuestro terruño no sólo a recibir, sino también a aportar su granito de arena con obra social y, como verán, con unos excelentes vinos que esperamos ver muy pronto en sus mesas. Como nota aparte, les comento que uno de los invitados a la cata fue el reconocido chef francés, Daniel Vasse, quien muy gentilmente nos ofreció algunas sugerencias de maridaje para acompañar a los vinos degustados.

La cata:

Pinot Noir 2010, Brian Maloney: Color claro, con potente nariz de fresas maduras, especias, cereza negra y clavo. Se siente carnoso, tirando un poco a la jalea. Las uvas provienen de los viñedos de Van der Kamp vineyards. Es un Pinot Noir moderno e inmenso con una explosión de sabor en boca. Solamente se produjeron 112 cajas de este vino. El chef recomienda carne de venado a la brasa. $125

Pinot Noir 2010, Greg LaFollette: Mucho más afrancesado, floral, con cereza y regaliz en nariz. Se siente muy fresco, con alta acidez. Está hecho para durar.  Lleno de especias y notas de bosque, hierbas, con mucho menos potencia y tal vez más “terroir”. En boca está muy vivo y dinámico, con nervio. 110 cajas producidas. El chef sugiere combinarlo con un cordero sazonado con romero. $125

Cabernet Sauvignon 2006, Marco Digiuglio: Notas intensas de eucalipto, chocolate oscuro, cerezas y la clásica pimienta. Sedoso en boca, con fruta muy madura y final largo tirando algo a la vainilla y al caramelo. Se produjeron 275 cajas. Recomendación de maridaje: Cassoulete. $125

Cabernet Sauvignon 2007, Marco Digiuglio. Según Gordon ha sido el mejor año en California en términos de la calidad de fruta. Notas de grosellas, cereza negra, especias, chocolate amargo, regaliz, aceitunas negra, pimienta fresca. Se produjeron 177 cajas y está hecho con fruta de la propia bodega. Lo defino como el encuentro soñado entre Burdeos y Napa. Recomendación del chef: estofado de carne. $125

Cabernet Sauvignon 2008, Marco Digiuglio. Algo más oscuro y maduro. Notas de mermelada y pimienta, con dejos de mentol y algo de ciruela en almibar. En boca está duro todavía y sus taninos están bien presentes. Me parece estará mejor en unos 4-7 años. La producción es de 220 cajas. El chef apuesta de nuevo por una carne roja fuerte, estilo guiso. $125

Syrah 2006, Marco Digiuglio: Notas a pimienta, cuero, carne, tocino, tabaco, grafito. En la boca se siente cremoso, jugoso y carnoso, lo que causa una explosión de sabores en el paladar. Es un vino inmenso que marca en la báscula 15.3% de alcohol. Fruta de la propiedad. 250 cajas. Chef apuesta por unas costillas en salsa, al estilo sureño como las South Carolina Ribs. $125

Syrah 2007, Marco Digiuglio: Notas de lavanda, mentoles, hierbas secas, carnes marinadas, anís, pimienta fresca. En boca es redondo, con una fruta en jalea que se deja morder y que tapiza el paladar, la lengua, las encías y hasta el alma. Más de uno dijo, por lo bajo, “orgásmico”. Tal vez el segundo vino de la noche. El chef se decanta otra vez por carnes a la parrilla, estilo barbacoa, con salsas especiadas que pueden tirar a lo agridulce. $125

Syrah, 2008, Marco Digiuglio: Una inmensidad de vino que cuenta con 14.8% de alcohol en sus costillas. A pesar de que es menos “grande” que el 2006, me parece más balanceado. Típica nariz oscura de la Syrah con todos esos componentes que gustan de hierbas, mentol, pimienta, grafito, especias, enmarcadas e integradas a unos taninos amables que se sienten muy jugosos y vivos. Final largo. Chef se reitera en su apreciación de que nada mejor para este Syrah que cortes de carnes rojas al fuego, leña o carbón. $125

Cabernet Sauvignon 2007, Andy Erickson: Fruta proveniente de Madrona Ranch, con una producción de 22 cajas. Combina un 78% de Cabernet Franc y 22% de Cabernet Sauvignon. Sin lugar a dudas el vino de la noche. Cheval Blanc se casa con Dominus y sale algo así! Especiado, con menta, cerezas rojas y negras, chocolate, punta de lapiz, violetas, pimienta blanca. En boca es perfecto, redondo y estructurado, con taninos pulidos, suaves y amplios que viajan por todas partes. Es una seda hecha fruta que admite cualquier hiperbole de mi parte. Final largo de 3 minutos que hace eco hasta regresar por más en la memoria. $400. El Chef dijo claramente: esto se toma solo.

Salud!

Previous post

El postgusto del viajero

Next post

El Pilón Pregunta ... con el Chef Roberto Treviño

1 Comment

  1. August 27, 2014 at 3:37 am — Reply

    Buenas tardes, os ha dicho alguien que vuestro sito web puede ser adictiva ? estoy preocupada, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y estoy muy feliz cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazos, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

    Saludos

    turismo rural la rioja http://www.casaruralcruz.com/index.php/turismo-rural-la-rioja.html

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>