Vinos

Catena Zapata: Hogar del mejor Malbec del mundo

En nuestra recorrida por bodegas mendocinas era inevitable pasar por una de las más emblemáticas del país. Emblemáticas y bellas. Si bien en La Pirámide no se hacen todos los vinos de esta bodega, es el destino icónico, el lugar para mostrar al turismo y a los compradores.

catena01Vista exterior de La Pirámide, edificio principal de Catena Zapata en Agrelo

En la recorrida de rigor, conocimos su espectacular sala de barricas, el lugar ideal para sacarte la foto que corone tu viaje de enoturista. En sí, toda la bodega está preparada para la foto, todo está limpio, ordenado y escenográficamente preparado. Las cavas con botellas hasta el techo donde se estiban las principales añadas enloquecen a cualquier enófilo y las vistas desde la terraza de la pirámide de inspiración maya son una maravilla.

catena02Sala de barricas

La bodega está entre las pioneras en la investigación de los microclimas y suelos de Mendoza y su aprovechamiento en los llamados “blend de microclimas”. Esto consiste en que muchos de sus vinos (el Angélica Chardonnay es una de las excepciones) no provienen de un único lugar, sino que se elaboran a partir de la combinación de uvas de diferentes viñedos. Los hay que dan vinos más ácidos, más florales, con frutas especificas, etcétera; la maestría del enólogo consiste en hacer el blend y obtener el mejor vino. Desde la bodega saben que este trabajo debe ser bien comunicado y lo demuestran en la folletería y en los cortes de los viñedos expuestos como ejemplo.

catena4Ubicación de viñedos, tipos de suelos y 3 perfiles del viñedo Adrianna (calcáreo, profundo y pedregoso)

Una vez terminada la recorrida debo decirles que creí partir sin probar un vino, pero en la sala de degustación estaba esperándonos Pablo Sánchez, segundo enólogo de la bodega. Un tipo amable, conocedor, de conversación interesante y que no te quiere dar una lección de enología sino que acompaña la cata. Sobre la mesa nos tenía preparados cinco vinos, tres de la línea de exportación y dos que se consiguen en el país a precios muy altos porque son la máxima expresión de la bodega.

catena5Escuchando atento a Pablo Sánchez

Con la degustación nos aportaron minuciosa información técnica, procedencia de las uvas, características de los suelos y las parcelas, formas de vinificación y más. Para no hacerlo tan abrumador solo aportaré algunos datos cuando sea necesario, pero están a su disposición si quieren hacerme alguna consulta.

Catena Alta Chardonnay 2011. La uva es toda de Tupungato, pero de distintos viñedos (Adrianna y Domingo) y se lo fermenta en barricas de roble francés, donde se lo deja descansar por 12 meses mínimo. El resultado es un Chardonnay que gusta al público estadounidense, pero a mí no tanto. De larga duración, buena acidez y notas minerales y cítricas.

Catena Alta Cabernet Sauvignon 2010. Este vino también es fermentado en barricas francesas, pero se lo deja en ellas entre 18 y 24 meses. Aquí aparecen notas más marcadas de la madera, como el café y algo de cuero, pero sin tapar la fruta roja potente. En boca es untuoso, con estructura amable y largo final. Muy tomable hoy y con un potencial de guarda de 15 años según la bodega.

Catena Alta Malbec 2010. Especialidad de Catena Zapata son los Malbec y éste es un complejo corte de diferentes parcelas que hacen sutiles aportes. Su perfil es bien frutado y floral, pero con detalles como la pimienta negra y el orégano que lo vuelven complejo. En boca es aterciopelado, con sabores a mermelada de ciruelas y notas minerales. Un Malbec bien Malbec.

catena6

Catena Zapata Malbec Argentino 2009. Un vino complejo desde su elaboración: uvas de Gualtallary y Altamira seleccionadas a mano, fermentación en barricas a baja temperatura, añejamiento de 24 meses en barricas de roble francés nuevo, componentes co-fermentados con Viognier y Cabernet Franc, múltiples tiempos de cosecha, etc. ¿Para qué tanto trabajo? Para hacer el Malbec más imponente que he probado. Muy complejo en nariz, podría estar todo el día descifrándolo. Buena fruta fresca, violetas, con toques como licorosos y de café, especias varias. En boca es concentrado, larguísimo y muestra la diversidad de terruños. Un vinazo para guardar unos años más.

Nicolás Catena Zapata 2009. Es un blend 60% Cabernet Sauvignon y 40% Malbec que lleva el nombre de la cabeza de la familia Catena, así que se imaginarán la altísima calidad de este vino. Solo se elabora en añadas excepcionales, y es tan complejo en la realización como el Malbec Argentino. Para que nos demos una idea, en la 2009 se utilizaron 210 muestras de microvinificaciones de diversas parcelas y tiempos de cosecha. Así logran un vino muy complejo, con aromas que recuerdan al cassis con toques de tabaco y pimienta. Tiene una gran estructura y necesita unos años para domarse. Aún está arisco en boca y se abre lentamente, pero en nuestro breve contacto comprendí porque será un gran representante de todo lo bueno que dio la cosecha 2009, en especial con el Cabernet Sauvignon.

Alguno me saltará a la yugular, pero si en Catena no hacen el mejor Malbec del mundo, pega en el travesaño y les vuelve al pie para que pateen de nuevo.

Previous post

Vino y Quesos

Next post

La importancia de las copas

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>