Un Prosélito del Vino

La pertinaz fascinación por la fruta

Hace unos meses, me encontraba leyendo un artículo que me pareció interesante. Se enfocaba en la corriente fascinación por la fruta pronunciada en los vinos.  Aunque llevo encaminado en este mundo pocos años, no he estado del todo ajeno y he absorbido gotas de conocimiento vía prosapia y una palabra que siempre predominaba durante todas las conversaciones que escuchaba era “balance”.

El balance en los vinos se refiere a ese justo contrapeso entre lo que es el alcohol, la acidez, los taninos, la dulzura y la concentración de fruta. Si todos esos elementos están presentes a un nivel parejo  tenemos ante nosotros una posible obra de arte. Claro está, no toda  obra de arte ha de estar colgada en el Louvre, pero se aprecia dentro de su rango y categoría. Aun así, es más amigable para el mercado regular que se torne al desbalance enfocado a la dulzura y a la fruta.  Es mucho más amigable si personas como el Sr. Robert Parker Jr. (mundialmente reconocido como experto en los vinos) establece que las bombas de fruta son lo que deberían ser los vinos. Uvas maduras, una alta concentración de alcohol y nada de esa fanfarronería de esperar varios años para que esté listo.

Yo puedo entender que es interesante probar distintas fórmulas de vinos y quizás un vino con mucha fruta es algo atractivo para tomar de cuando en vez. Me los he disfrutado en varias ocasiones.  Sin embargo, entendiendo que todo es un negocio y la palabra de este crítico es tan codiciada, no es difícil entender porque ahora tantos productores de vino, detrás del tan ansiado “90+ Parker rating” han tomado una ruta alejada del balance. Después de todo…hay que hacer chavitos.

Lo más curioso es que subliminalmente, quizás me había dado cuenta de que el mercado estaba tomando esta dirección pero no fue hasta que leí al respecto que empecé a caer en cuenta que muchos de los vinos que estaba comprando recientemente enaltecían las cerezas negras, las fresas, y las ciruelas entre otras, alejándose de la búsqueda de olores y sabores secundarios por el abrumador peso de la fruta.  Y estamos hablando de vinos tintos que es por lo general donde predomina esta pronunciación en el mercado actual.

¿Significa esto que voy a dejar de tomar vinos frutosos? Difícilmente. Pero si me permite ser más inquisitivo a la hora de buscar vinos nuevos para probar porque al igual que es importante para algunos buscar el balance dentro de un vino, en mi cava, el balance de la variedad de vinos es igualmente importante.

Previous post

Ruinart

Next post

4° Degustación de Clusters y Cabaña Piedras Blancas

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>